Mayo 24, 2019

    Policiales

    Así lo dijo Hugo, el tío de Aníbal Suárez, el joven de 22 años que murió junto con los otros tres adolescentes tras la persecución policial.


    Los familiares de los adolescentes que murieron como consecuencia de la persecución policial todavía están tratando de entender qué fue lo que pasó que terminó con la vida de tres adolescentes de entre 13 y 14 años y un joven de 22. El tío de Aníbal Suárez, el joven de 22 años dueño del vehículo que chocó, explicó que su sobrino había sido "extorsionado" por la policía hacía días atrás donde le exigieron dinero a su sobrino como coima porque no tenía en regla los papeles del vehículo y que desde entonces "estaba marcado".

    Hugo Suárez, tío de Aníbal, contó que cuando conducía por la ruta 3 hace unas semanas atrás "lo paró un patrullero y lo llevaron a la comisaría porque no tenía la transferencia terminada" del auto que había comprado, el Fiat 147".

    "Le preguntaron si tenía cinco mil pesos y él dijo que no, porque estaba juntando la plata para terminar de pagar el auto y le faltaban mil pesos, pero le dijeron que les llevara lo que tenía si quería que le devolvieran el coche", agregó. El hombre aseguró que en ese momento no radicaron la denuncia porque su sobrino era nuevo en la localidad, "había llegado hacía un año y medio desde Misiones", y le admitió "que estaba asustado y que tenía miedo de que lo siguieran".

    "Estaba marcado y seguro lo quisieron correr para sacarle más plata, él trabajaba y se mantenía solo, y ahora por esta clase de gente lo tengo en un cajón", expresó. El hombre aseguró que la situación actual "es muy difícil" porque su hermana, la madre del joven fallecido vive en Misiones, "no tiene un trabajo fijo y todos sus amigos la ayudaron a recolectar plata para que pudiera venir".

    Fuente: MinutoUno 

    Policiales

    Policiales

    Además detuvieron en la capital jujeña a la líder de una banda criminal dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual.

    Rescataron en San Salvador a dos mujeres que eran víctimas de trata de personas

    Gendarmería Nacional rescató en Jujuy a dos mujeres que eran víctimas de trata de personas. En el operativo efectuado en las últimas horas en conjunto con la Dirección Nacional de Investigaciones, lograron también la detención de la líder de una banda criminal dedicada a la trata de personas con fines de explotación sexual.

    Las tareas investigativas comenzaron por una denuncia realizada a través de la Línea 145, tras la cual los agentes constataron la existencia de una organización que explotaba a un grupo de mujeres, facilitaba encuentros y trasladaba a las víctimas hasta los lugares en donde concretarían los servicios sexuales. Las mujeres eran captadas de entornos familiares adversos o conflictivos, aprovechando su estado de vulnerabilidad.

    Fue así que personal de Gendarmería allanó dos domicilios ubicados en San Salvador de Jujuy, uno en el centro y el otro en Alto Comedero. Con el apoyo de miembros del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento de Víctimas Damnificadas por el Delito de Trata de Personas dos mujeres pudieron ser rescatadas.

    Tras las requisas, los uniformados también incautaron un automóvil, 16 celulares, dos tablets, más de $50 mil en efectivo, indumentaria erótica y documentación de interés para la causa.

    La mujer detenida, principal investigada en la causa, quedó a disposición de la Fiscalía Federal N° 2 de Jujuy, autoridad judicial interviniente en los hechos.

    Fuente: Somos Jujuy 

    Policiales

    Policiales

    Tres sujetos la rodearon y comenzaron a golpearla para quitarle sus pertenencias cuando caminaba hacia la parada del colectivo

    Una vecina de Bernal recibió una puñalada en la cadera al resistirse a un robo "piraña", en el que tres sujetos la rodearon y comenzaron a golpearla para quitarle sus pertenencias cuando caminaba hacia la parada para tomar el colectivo hacia su trabajo.

    El salvaje episodio ocurrió alrededor de las 5 de la mañana, cuando la víctima, una mujer de 35 años, transitaba por la calle Montevideo entre Ituzaingó y Yapeyú, donde fue abordada por tres jóvenes de entre 18 y 20 años.

    Con extrema violencia, se abalanzaron sobre ella a la carrera y comenzaron a pegarle. La vecina intentó correr pero cayó al suelo, entonces fue rodeada y comenzó un forcejeo para que no se lleven sus objetos de valor.

    En ese momento recibió una puñalada en la cadera y varias en la espalda que no llegaron a lastimarla porque tenía una campera gruesa.

    Finalmente, la resistencia ofrecida por la mujer obligó a los ladrones a darse a la fuga sin poder concretar el robo. A pesar del momento y de las lesiones sufridas, la chica acudió a su puesto de trabajo y denunció el hecho en la Comisaría 2da. de Quilmes al regresar de la jornada laboral.

    "Me salvé de milagro, porque me tiraron a matar y no pudieron", expresó la damnificada, identificada como Giselle. El hecho, quedó registrado por cámaras de seguridad privadas de la zona y las imágenes se viralizaron en las redes sociales.

    Policiales

    Policiales

    El hecho ocurrió en la farmacia Guasti, ubicada en Don Bosco 296. El propietario realizó la denuncia en la mañana de este viernes al ingresar al comercio. Dijo que los delincuentes ingresaron por los techos, tras romper una reja.

    60 mil pesos y medicamentos varios fue el botín que se alzaron unos delincuentes que ingresaron a una farmacia ubicada en Don Bosco 296, en Resistencia. El hecho se habría producido entre la noche del jueves y la madrugada de este viernes.

    El dueño del local, Héctor Ledesma, de 76 años, le contó esta mañana a la policía que al ingresar a su comercio constató que se produjo un robo.

    Dijo que personas desconocidas ingresaron por el techo forzando una reja y una vez dentro rompieron dos puertas de madera. Se llevaron una caja fuerte que estaba incrustada en la pared, que contenía unos 60 mil pesos, y medicamentos varios. Dijo que no tiene alarma ni cámara de seguridad, pero que al menos contaba con un seguro contra robo.

    Policiales

    Policiales

    Tras sufrir el robo de su celular, un hombre de 38 años fue protagonista de una detención ciudadana en la que, para evitar que escape, mantuvo cautivo al delincuente en su auto hasta que llegó la Policía.

    Un vecino de Florencio Varela siguió a un delincuente que le había robado su teléfono móvil y, de manera sorpresiva, logró reducirlo y encerrarlo en el baúl de su auto, hasta que llegó la Policía y lo entregó para que se lo lleven detenido.

    El hecho comenzó un hombre de 38 años fue interceptado por un joven, que a punta de pistola le exigió le entregue el celular. Sin resistirse, la víctima entregó el dispositivo y el delincuente emprendió la fuga a la carrera.

    Indignado por lo que había ocurrido, el sujeto corrió a buscar su auto y empezó a manejar en dirección hacia la zona donde había escapado el ladrón. Tras circular algunas cuadras, logró divisar al malviviente y comenzó a seguirlo sigilosamente.

    Finalmente, el delincuente, de 19 años, se paró en la esquina de las calles Fleming y Río Traful, en Villa Vatteone, donde creyó que estaría a salvo tras correr varias cuadras. En ese momento, la víctima aprovechó la oportunidad, bajó del auto y comenzó a golpearlo con rudeza hasta que logró inmovilizarlo. Luego, lo encerró en el baúl y pidió prestado un celular para llamar al 911.

    En apenas unos minutos arribaron al lugar dos efectivos a bordo de un móvil policial del Comando de Patrullas de Quilmes, bajo las órdenes del Comisario Inspector Sergio Martínez.

    Fuentes cercanas a la investigación detallaron a El Quilmeño que los uniformados se entrevistaron con un hombre que aseguraba haber detenido al ladrón que le había robado su teléfono y que lo tenía cautivo en su auto, un Ford Focus color blanco.

    Con asombro, los agentes abrieron el baúl del rodado y encontraron a un joven bastante golpeado. Ante la presencia de un testigo, los policías requisaron al acusado y descubrieron que tenía en su poder el celular del denunciante.

    A raíz de los hechos, los agentes trasladaron al malviviente a la Comisaría 1era. de Florencio Varela donde la víctima radico una denuncia penal, por la cual se inició una causa judicial que se tramita en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N°2 de Florencio Varela, perteneciente al Departamento Judicial Quilmes.

    Policiales

    Policiales

    Este jueves por la tarde, alrededor de las 16, un hombre de Resistencia realizó una denuncia en la Comisaría Segunda, debido a que dos hombres le rayaron su automóvil, luego de que su familia se negara a darles plata.

    El hecho ocurrió en la calle Formosa Nº 307, cuando dos hombres se presentaron en la casa de una mujer, a quien le pidieron dinero.

    Dos hombres pidieron dinero en una casa, no les dieron y les rayaron el auto

    Como la misma le dijo que no tenía, los dos hombres decidieron rayar el automóvil que se encontraba estacionado afuera, el cual pertenecía a su hijo. Éste salió y encontró a ambos sujetos, uno de ellos andaba con muletas, a quienes demoró en el lugar hasta que llegó un policía de civil de la cuadra.

    Cuando llegó el móvil policial, se entrevistaron con el denunciante, de 38 años, quien contó la situación y remarcó los daños a su automóvil Peugeot 2007, negro, en la altura de la puerta del lado izquierdo. Por tal motivo, se procedió a la demora de estos sujetos, de 23 y 33 años.

    Se labro un acta de constatación y el damnificado fue invitado a radicar la denuncia por escrito. Además, se condujo a los autores del hecho a Medicina Legal y, luego, a la comisaría.

    “Mírenle bien la cara a estos hdmp. Vinieron a pedir plata a la casa de mis viejos recién, como no le dieron, me rayaron el auto. Pero gratis no se la llevaron hdp. Por lo menos te comiste un montón de piñas hdmp. Te comiste el pavimento, te salvó el otro cagón que vino con una piedra a tirarme. Y que no te vuelva a cruzar. Mírenlo bien. Seguro en algún lado deben estar, les veo cara conocida pero no sé de dónde”, expresó el hombre en su cuenta de Facebook.

    Por su parte, su madre, comentó: “A TODOS los q vienen a pedir SIEMPRE los ayudamos pero hay veces que verdaderamente no nos queda nada, porque le damos a nuestra chica. Todos los días es lo mismo desde las 12; 14; 17; 20; 22, 23 horas, no dejan de pedir. Quizás hacemos mal, no sé, pero tratamos en lo posible de ser solidarios ¿CUANDO TERMINARÁ ESTA ANGUSTIA POR DIOS?”.

    Policiales

    Policiales

    La nueva modalidad de engaño se da por medio de un mensaje disfrazado de contacto, a través de la aplicación WhatsApp. La finalidad es sustraer información privada (agenda, contactos, etc.) con la que cuenta el aparato telefónico.

     

    Luego de recibir varias denuncias, la Dirección de Investigaciones de Delitos Complejos de la Policía de Corrientes alerta a la población en general sobre la aparición de una nueva modalidad de tipo de engaño. La misma se da por medio de la aplicación WhatsApp. Inmediatamente se iniciaron tareas investigativas del caso, determinándose que esta modalidad se trataría de “puerta y anzuelo”.

     

    Esta maniobra, se inicia recibiendo un mensaje de texto (por medio de WhatsApp) con un número de seis dígitos disfrazado como contacto de agenda. Este mensaje, solicita que se le re-envié nuevamente esos dígitos y al enviar es allí que se trasmite el código único de la aplicación actual.

    De esta manera se facilita la instalación en otro dispositivo para utilizar dicha aplicación, quedando a disposición del desconocido toda la información que brinda la aplicación, luego de lo cual desaparece el WhatsApps del teléfono del usuario.

    Policiales

    Página 1 de 167

    © 2019 Noticias Data Nova