Francisco "Corcho" Benítez, coordinador del Cecual, dio cuenta del progresivo retorno a algunas actividades en ese espacio. A la vez, repasó la inagotable generación de nuevos proyectos durante el tiempo de cuarentena, y analizó cómo será la nueva normalidad para las actividades culturales.

El coordinador del Centro Cultural Alternativo –espacio que pertenece al Instituto de Cultura del Chaco-, Francisco “Corcho” Benítez habló además del rescate de dos emprendimientos conformados por personas con discapacidad que, como consecuencia de la paralización de actividades durante la cuarentena, habían anunciado el cierre. Se trata de Delicias del Alma para Ellas y del Taller Protegido Luces y Sombras. "Estamos contentos con poder acompañar y haber generado condiciones para que ambos continuaran funcionando en nuestro espacio", destacó.

"Decidimos ir habilitando los rubros ya habilitados en la ciudad. Empezamos con las ferias de distintos tipos, seguimos con Delicias para el Alma y posiblemente continuemos con el espacio de arte y diseño, que congrega a más de 50 diseñadores de toda la provincia. La propuesta no es abrir con actividades artísticas, sino empezar con los rubros que ya están funcionando", comentó en declaraciones a Radio Provincia, y ponderó el arduo trabajo en la planificación del Centro Cultural.

Así, recordó que el sábado pasado el puntapié fue la Feria Cultiva, de productos agroecológicos y producciones naturales; que se repetirá este sábado; mientras que este viernes y hasta el sábado reanudará actividades el proyecto Delicias para el Alma de Ellas, el más reciente colectivo sumado a la casa cecualera, cuyos integrantes están a cargo de la cafetería.

Sobre el proyecto que desarrollan integrantes del Instituto Los Girasoles, Benítez recordó que, tras el anuncio de cierre del local que contenía a Delicias para el Alma, en marzo, desde el Cecual se pusieron en contacto con los coordinadores y propusieron que se sumaran al espacio cecualero, con la administración de la cafetería.

"Ahora está la posibilidad de retomar a partir del viernes a las 9 de la mañana hasta las 12 en Santa María de Oro 471, y por la tarde de 17 a 20, con estricto protocolo de seguridad y cuidado colectivo. Estarán de aquí en más de jueves a sábado de manera permanente", anunció y sumó: "Es un proyecto de inserción laboral, de inclusión, de diversidad en relación al trabajo".

Explicó que quienes se acerquen al espacio, podrán disfrutar de los productos gastronómicos y de la cafetería en el patio del Cecual, con todos los cuidados indicados para evitar contagios. "Estamos contentos de haber colaborado para que un proyecto así no cierre uno de sus locales", resaltó.

Luego de esta apertura presencial con las actividades promocionadas, Benítez indicó que el Cecual trabaja para habilitar pedidos de turnos por teléfono para ingresar al lugar y disfrutar de actividades en un ambiente al aire libre.

"Estamos expectantes de que la gente acompañe y fortalezca estos trabajos que vienen haciendo familiares e instituciones como Los Girasoles, y de las chicas de Delicias para el Alma que le ponen todas las ganas para que el lugar esté lindo", ponderó y resaltó "la posibilidad de garantizar el acceso al trabajo, la independencia y la promoción de derechos y de diversidad".

El taller Luces y Sombras

Otro proyecto que se sumó durante estos meses, también inclusivo de personas con discapacidad, es el Taller Luces y Sombras. "Es un taller de serigrafía con más de 20 años, que también había anunciado el cierre del emprendimiento. Nos pusimos en contacto con ellos y ahora montaron su taller en el Centro Cultural. Están funcionando hace dos meses. Son seis personas que llevan adelante este proyecto", reveló el coordinador.

Para conocer los trabajos y contactarse, se los puede contactar en la página de Facebook buscando como Taller Protegido Luces y Sombras.

Durante la pandemia

El coordinador del Cecual destacó también el esfuerzo por continuar las actividades en forma virtual durante todo este tiempo. "Fue duro, debimos recomponer muchas cuestiones. Elaboramos proyectos como la creación de una Red Latinoamericana de Espacios Culturales, con 20 centros culturales de todo el continente, que impulsó el Cecual; y hace muy poco impulsamos y estamos a punto de concretar la red de cooperativas culturales del país", repasó. El 27 y 28 –anunció- se realizará el primer encuentro federal de cooperativas culturales.

"Hemos generado actividades online y seguimos en contacto con la gente que se inscribió en actividades de talleres. Pudimos dar respuestas en formato online y de video. También acompañamos a la Feria Cultiva en su formato virtual, publicamos libros, trabajamos mucho, pero la esencia del Centro Cultural es habitarlo en los patios", indicó.

Después de la pandemia

Uno de los trabajos en curso está orientado a estudiar cómo la gente percibirá y qué necesitará de un espacio cultural, en este contexto de nueva normalidad.

"No podemos abrir como si no hubiera pasado nada", resaltó Benítez, dando cuenta de encuestas que se hicieron y sondeos para recibir apreciaciones.

"Más allá de la programación, la gente quiere volver al patio", aseguró, y dijo que se están ideando distintos dispositivos y talleres en distintos rubros promoviendo cuestiones saludables y la circulación por la ciudad.

Sigue la Feria Cultiva

Este sábado 21 de noviembre, a partir de las 9, el Centro Cultural Alternativo abre su patio a la Feria Cultiva y su clásico despliegue de productos de huerta, cosmética natural y diseño sustentable. La feria se extenderá hasta el mediodía, atendida por los propios productores y se desarrollará bajo estrictas normas de seguridad e higiene según protocolos de Covid 19 vigentes. La participación es libre y gratuita.

La iniciativa integra el programa Patrimonio Activo del organismo, que pone en valor el trabajo de sus centros culturales, y el patrimonio cultural y natural de la región.

En esta oportunidad, habrá ocho puestos en el patio ambay, con productores de Resistencia y área metropolitana. Allí se podrán encontrar productos elaborados agroecológicamente: hortalizas, conservas dulces, plantas aromáticas, plantas ornamentales, y más.

Toda actividad se desarrollará al aire libre, en el patio del centro cultural y bajo protocolos de seguridad e higiene vigentes. Se pondrá ingresar un máximo de 4 personas por vez, respetando las distancias correspondientes, el uso de barbijo permanente, y cada puesto contará con las medidas de higiene estipuladas.

“Estas acciones vienen a apoyar el trabajo de distintos emprendimientos de cultura sustentable que vieron afectada su actividad por los efectos económicos del aislamiento preventivo y la crisis sanitaria", expresó la presidenta del Instituto de Cultura, Mariela Quirós.

La feria es un emprendimiento de cultura sustentable con ocho años de trabajo, nacido y criado en la casa del ambay, donde se instaló definitivamente en 2018, convocando más de 8 mil asistentes en el año. La organizan el Cecual, el INTA ProHuerta Región Metropolitana, El Alternativo Espacio de Arte y Diseño, y el Departamento de Industrias Culturales del Instituto de Cultura.

En tiempos de pandemia, Cecual elaboró una página web www.feriacultiva.com donde encontrar información y contactarse directamente con los productores que integran la feria, realizar compras y retirar sus productos de forma presencial los sábados. Además, se desarrolló el Seminario sobre Agroecología para el Chaco Austral junto con el IFAA Chaco, en formato virtual.

Además de ofrecer productos de agricultura familiar, frutas, verduras, cereales, frutos secos, cosmética y diseño natural, manjares saludables, plantas, entre muchos productos de cultura sustentable, la feria es un espacio constante de capacitación. Desarrolla talleres de huerta, semillas, fermento, preparación de suelo, cosmética natural, jabones artesanales y alimentación saludable, entre otros.