En un operativo realizado en la zona conocida como "Los Empachados", del barrio Arazaty, la Policía debió intervenir para terminar con un torneo de fútbol. Para evitar que continúe la competencia -no permitida en el marco del distanciamiento social por la pandemia de coronavirus- los efectivos secuestraron los arcos

El hecho ocurrió en una cancha de fútbol ubicada por Suipacha, entre Necochea y Las Heras, zona conocida como Los Empachados, en el barrio Arazaty

Hasta allí llegaron efectivos del GRIM 5 y de la Comisaría 2da ante la presencia de muchas personas que estaban participando de un campeonato relámpago.

Al llegar al lugar, la Policía logró que termine el casual torneo que se estaba jugando por dinero, no sin antes recibir una lluvia de piedras.

A fin de evitar que se continúe con la irregular competencia, los efectivos secuestraron los arcos.

Además, se secuestró una moto 110cc sin dominio, 410 pesos, un teléfono celular marca Samsung. Hubo un detenido: sindicado como el organizador del torneo.

La Policía debió salir rápido del lugar porque mientras sacaban los arcos, llovían piedras arrojadas por vecinos de la zona