Pablo Blanco, Presidente de la Asociación Hortícola de Corrientes, aseguró que en principio “las pérdidas son mínimas” en la producción por la invasión de langostas, pero admitió: “lugareños y gente mayor me dicen que hace 70 años no se veía algo similar”

“No registramos pérdidas en cultivos de tomates y pimientos. Se bajaron a tiempo las cortinas de los cobertores plásticos, y las langostas no llegaron a los cultivos.  Además el simple ruido de los motores las hace huir. Sabemos que los insectos paran y comen cuando va a dormir. No tuvimos impacto en los invernaderos”, precisó Pablo Blanco, referente horticultor del sur provincial.

Después de ingresar a territorio correntino, se instalaron en la zona rural de Villa Córdoba, en un descampado, y durmieron ahí. Justamente en ese sector donde se estacionaron no hay muchos sembradíos, lo que disminuyó el impacto. Teníamos entendido que en las próximas horas la manga podría llegar a zona de Sauce”, expresó

Blanco agregó que “se trasladan de acuerdo a los vientos y el fuerte viento sur que tenemos las llevaría”.

“Ver lo que llegó el viernes fue impresionante. Lugareños nos decían que al menos desde hace 70 años no se veía algo similar”, aseguró.

El productor correntino destacó que “el Ministerio de la Producción viene monitoreando el traslado. Se está siguiendo el caso junto a Senasa, y nos van dando el alerta”

Radio Dos