Decomisaron un hospedaje del predio del Gauchito Gil en Corrientes

Corrientes

Su dueño fue condenado a 9 años de prisión por vender drogas en la localidad. El caso de venta de drogas había tomado relevancia nacional

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Corrientes decomisó un hospedaje del predio del Gaucho Gil en Mercedes, informaron este lunes fuentes judiciales.

Además, su dueño fue condenado a 9 años de prisión por vender drogas en la localidad.

El magistrado resolvió este lunes una pena de 9 años de prisión, como autor responsable del delito de organizador de tráfico de estupefacientes con modalidad de comercio y por lavado de dinero. Además, resolvieron que la multa a pagar sería 5 veces sobre el monto de las operaciones de lavado de dinero. 

El acusado es Cleomar Krewer Ramos, apodado “el Brasilero Giorgi”, sindicado como jefe de una organización que comercializaba estupefacientes en toda la zona sur de la provincia de Corrientes.

Por esta razón, el TO decomisó un hospedaje en el complejo altar Gauchito Gil sobre la ruta provincial 123 en sentido Mercedes. Además, una propiedad en la localidad y seis vehículos (3 motos y 3 autos).

Antecedentes del caso

Ramos fue acusado de manejar una organización que acopiaba, fraccionaba y distribuía estupefacientes en Mercedes, Paso de los Libres, Curuzú Cuatiá entre otras localidades del sur provincial.

El caso tuvo trascendencia a nivel nacional debido a que el Ministerio de Seguridad de la Nación, entonces dirigido por Patricia Bullrich, se atribuyó el resultado de la investigación que había llevado adelante el Ministerio Público Fiscal, a cargo de Fabián Aníbal Martínez y la jueza federal Cristina Pozzer.

En 2017, el acusado fue detenido y el año pasado obtuvo la libertad con caución juratoria sin pago de fianza, por resolución del Tribunal Oral.

La organización que supuestamente encabezaba Krewer Ramos fue desarticulada ese año cuando la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), realizó 14 allanamientos en Corrientes y Buenos Aires, donde detuvo a 13 sospechosos.

Con las pruebas obtenidas, el Ministerio Público Fiscal consideró demostrada la existencia de “una organización delictiva instalada principalmente en la localidad de Mercedes y con proyecciones hacia Curuzú Cuatiá, Paso de los Libres y otros puntos geográficos, la cual habría funcionado -al menos- desde el mes de septiembre de 2012 hasta -al menos- el 31 de marzo de 2017”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *