Frente a la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y en consideración a la gran cantidad de vecinos contagiados con COVID-19, se mantienen las tareas del polo sanitario ubicando en el barrio Gran Toba de Resistencia para la asistencia alimentaria, de salud, seguridad e higiene. 

Este operativo abarca a los ocho barrios que contemplan la extensa zona donde hasta el momento se distribuyen más de 130 casos positivos de coronavirus y que prevé desalentar la circulación de los residentes, ante lo cual se realizó un vallado perimetral del barrio, donde se encuentra una casilla de la Policía y retenes de seguridad de Prefectura Naval y Gendarmería, a lo que se les agregan módulos de Policía de Seguridad Aeroportuaria para apoyo técnico a los empleados sanitarios. 

En el marco de una nueva visita, la ministra de Seguridad y Justicia de la provincia recorrió el barrio para constatar el funcionamiento de lo dispuesto, a la vez que proyectó junto a la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente sumar tareas de desmalezamiento, fumigación, desinfección y recolección diaria de residuos con las medidas sanitarias de bioseguridad pertinentes respecto a la emergencia por Covid-19 y Dengue. 

Esta decisión se añado a lo dispuesto desde el Ministerio de Desarrollo Social en articulación con el Ejército Argentino, quienes organizan el reparto diario de 600 raciones de alimentos para los vecinos, además se prevé la distribución de kits de mercadería con elementos de higiene (barbijos, alcohol en gel, detergente, lavandina, jabón, etc.) a cada casa del barrio.  

Por su parte, el Ministerio de Salud Pública realiza rastrillajes para testear casos sospechosos a través de hisopado, en tanto que desde la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros se lleva a cabo asistencia psicológica y contención a las personas contagiadas y a los familiares de los fallecidos por la pandemia.