Dos pacientes confirmados con COVID-19 positivos fueron hallados violando las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio por lo que desde la Fiscalía en turno se iniciaron acciones legales. Uno de ellos haciendo compras en un hipermercado y el otro deambulando por la vía pública. “Se dio intervención a la fiscalía en turno y hay una causa penal”, informó la ministra de Seguridad Gloria Zalazar. 


Hubo dos personas, una en un centro de compras y otra deambulando”, precisó la ministra, y precisó que se anoticiaron de la primera situación cuando, en el marco de las tareas de seguimiento, “se llama al paciente positivo y manifiesto que se realizó realizar compras ".

 

Respeto a la otra persona, encontró que tomar conocimiento del trasbordo a su vivienda, también en un marco de seguimiento al estado de salud, y que no encontró la. “Después de detectar que se deambulando por la vía pública”, contó Zalazar.

 

En ese sentido, desde la fiscalía actuante confirmó un FOCO que ya hay una causa penal en curso, y asegura que la pena “va a ser más grave aún”. "Es una violación del Artículo 205 del Código Penal, de una persona que tiene una enfermedad va y la disemina", precisaron.

 

Frente a la situación, el Artículo infringido es claro, y remarca una penalidad para quien “viola las medidas de riesgo por las autoridades competentes para evitar la introducción o propagación de una epidemia” podría abarcar de seis meses a dos años de prisión.

 

De compras en un reconocido hipermercado El primer caso se puso al descubierto este último viernes, luego de conocer que una mujer de 28 años se registraron compras en un reconocido hipermercado de la ciudad de Resistencia.

 

Sin embargo, las controversias se suscitaron tras un comunicado del comercio, en donde se desligaron de la persona que haya concurrido al local, lo cual fue refutado por los equipos de georreferenciación que analizan la movilidad de los pacientes confirmados mediante la señal de teléfonos, sumado a la confesión de la persona cuando fue contactada por el personal de salud.

 

Este análisis de movilidad de los pacientes positivos es puesto en ejecución por los Ministerios de Salud y de Seguridad, quienes están avalados por el artículo 4 ° de la reciente Ley 3155-G están facultados para la aplicación obligatoria del sistema de geolocalización y rastreo para los pacientes confirmados y sus contactos estrechos que requieren el aislamiento obligatorio en sus domicilios particulares ”.

 

En ese contexto, otra disputa legal se encuentra en “La paciente se niega a ir a Gala”, según lo manifestado desde la fiscalía en relación a uno de los centros no hospitalarios habilitados para la contención de pacientes leves. Sin embargo, esto contradice la obligación del Artículo 5 de la mencionada Ley, la cual especifica que deben cumplir el aislamiento en cuentos lugares que infrinjan algunas condiciones sanitarias, contemplando el riesgo de salidas.

 

*Agencia FOCO