Atendiendo a la situación epidemiológica presentada en los últimos días, desde el municipio de Tres Isletas presentaron la nueva resolución que comienza a regir a partir de este viernes 31 de julio y que marca una fuerte contracción de las medidas. “El aislamiento es imprescindible”, argumentan en él. 

Este nuevo documento que lleva la firma del intendente Ladislao Perduk y de la secretaria de Gobierno, explica que “se han dado numerosos casos positivos de COVID-19 en nuestra localidad”, ante lo cual, aseguran, “es necesario extremar medidas sanitarias para la posible propagación de dicha afección”.  

En ese contexto, las nuevas determinaciones contemplan la suspensión de celebraciones de cultos o misas en los distintos espacios, suspensión de caminatas familiares y las reuniones sociales y/o familiares. 

A su vez, quedará relegada la práctica deportiva y se procederá al cierre de gimnasios, canchas de pádel, academias, y aquellas instituciones donde se realiza musculación, acondicionamiento físico, crossfit, pilates, spinning, expresión corporal, danzas, yoga y artes marciales sin lucha. 

“Necesitamos promover, potenciar y garantizar conciencia colectiva a la comunidad respecto al aislamiento”, remarca el nuevo instrumento municipal, y agregan que serán pasible de multas quienes incurran en la transgresión de las medidas estipuladas, lo cual irá de 200 “UT”, amenizado a 100 “UT” en caso de pago voluntario, y hasta la clausura automática de locales o secuestros de vehículos en situaciones de reincidencia.