La cultura correntina de luto: Murió de covid la escritora Rita Sosa Cordero

Corrientes

La escritora ha sido una custodia del legado cultural de su padre, de quien lleva el nombre el escenario mayor del anfiteatro Cocomarola, sede de la Fiesta Nacional del Chamamé.

La cultura correntina se encuentra de luto este miércoles por el fallecimiento de una de sus exponentes tradicionales, la escritora Rita Sosa Cordero, quien falleció como consecuencia de un cuadro de covid-19, informaron fuentes de su entorno.

La muerte de la exponente de la cultura correntina genera en la tarde de este miércoles innumerables muestras de cariño por parte de referentes de diversos ámbitos. La mujer había permanecido un mes hospitalizada por las secuelas del coronavirus, explicaron.

El historiador Miguel Fernando González Azcoaga lamentó su fallecimiento y escribió: «Con su desaparición, muere otra vez el gran Osvaldo Sosa Cordero», en referencia a su padre.

«El chamamé es un estilo de vida, no solamente representa una región, tiene costumbres, un idioma, los sonidos que arrancan en los distintos estilos de los grandes, que fueron inculcando cada uno su modalidad dentro del estilo», dijo a la prensa Rita Sosa Cordero el 12 de enero de 2019 durante la Fiesta Nacional del Chamamé, cuyo escenario mayor lleva el nombre de su padre.

La mujer, dedicada a la poesía chamamecera, ha ejercido la custodia de la herencia musical de su padre, de quien donó su biblioteca y su piano a la provincia con el fin de generar un legado.

Por su parte, la Fundación Memoria del Chamamé, lamentó «profundamente la partida de la señora Rita Sosa Cordero, incansable gestora cultural y generosa colaboradora de nuestra institución».

Su referente, Pedro Zubieta, un especialista en materia de chamamé, la despidió en Facebook con «un fuerte abrazo a la familia y que Dios la tenga en su santa gloria».

Asimismo, el área de Cultura del municipio de Concepción del Yaguareté Corá, de donde proviene la familia, le dedicó palabras de despedida en las que declaran su «profundo pesar».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *