Con el objetivo de prevenir los contagios y extremar el cuidado de los chaqueños, el cuerpo legislativo sancionó por unanimidad la Ley N° 3171-F que implementa de forma obligatoria la instalación de lavamanos y dispensadores de alcohol en gel en todos los lugares de atención al público (públicos y privados) en la provincia, como así también en todos los organismos de la administración pública.


La normativa, impulsada por las legisladoras del CER Elida Cuesta, María Elena Vargas y Andrea Charole, establece que la autoridad de aplicación será el Ministerio de Salud, el cual deberá implementar una campaña de difusión masiva e invitar a los municipios a adherirse a la ley. Asimismo, establece un sistema de sanciones que van desde el apercibimiento hasta clausura de quince días de aquellos lugares que no cumplan con lo estipulado en la norma.

 

En este sentido, Cuesta remarcó que la pandemia generada por el virus Covid-19 cambió la forma de relacionarse en todo el mundo y se deben extremar los cuidados. “La higiene y el cuidado personal son fundamentales para prevenir el contagio, por eso desde el Estado debemos brindar las herramientas adecuadas para cuidar a los chaqueños, por lo que creemos que este proyecto va en ese sentido. De todas formas, la sociedad debe tomar conciencia y ser responsable para cuidarnos entre todos”, manifestó.

 

Charole, por su parte, resaltó “la oportuna sanción de la normativa” y agradeció el acompañamiento de sus pares. “Como sabemos, la transmisión del virus es muy importante y, más allá del uso de tapabocas o barbijos, es esencial la constante higiene de manos, por la costumbre que tenemos muchos de llevarnos las manos a la cara”, aseveró.

 

Finalmente, Vargas manifestó que “no debemos subestimar la importancia de higienizarnos las manos para prevenir, no solamente el Covid-19, sino también otros tipos de enfermedades. Generar el hábito de higiene en estos tiempos es fundamental”.