Durante sus anuncios de ayer por la nueva etapa de la cuarentena por coronavirus en Argentina, el presidente Alberto Fernández, reafirmó su intención de asistir también económicamente a los más afectados por la pandemia.

 

El primer mandatario argentino, Alberto Fernández, anunció una nueva etapa de dos semanas desde el lunes hasta el 16 de agosto, con características muy parecidas a las actuales en la zona metropolitana de Buenos Aires.

 

En el inicio de su informe desde la Quinta presidencial de Olivos, el presidente manifestó "El problema empezó a irradiar a otros lugares. Estamos viendo también que han empezado a manifestarse focos en otros lugares del interior del país. Entonces, tenemos que llamar la atención de lo que nos está pasando. Estamos enfrentando a un enemigo invisible y el mundo no ha encontrado las armas adecuadas para combatirlo". Así mismo, el presidente aseguró que "la única solución que encontramos es cuidarnos nosotros. El virus no nos busca, nosotros vamos a buscarlo. Y es ese el mayor problema que hoy tenemos, la circulación nuestra. Se ha convertido en el mayor enemigo para poder superar esta situación de pandemia, Porque nosotros sentimos que el problema se acota, y ahí nos relajamos y ahí es cuando nos exponemos al peor riesgo".

 

En este sentido, el presidente también aseguró: "Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están hoy, pero les digo. En los últimos días se nota que el virus está circulando más y se detectan una mayor cantidad de contagios. Y todo esto ocurre, consecuentemente genera internaciones y lamentablemente fallecimientos".

 

Tampoco dejó de enviarle un mensaje muy en especial a los jóvenes que quiebran la cuarentena y "se creen inmunes": "Quiero hablarles a los jóvenes de corazón. En juventud es muy importante el encuentro con los amigos, los afectos, yo extraño los recitales y el fútbol, extraño tocar la guitarra como nadie. Pero no podemos hacerlo, porque además los jóvenes piensan que son inmunes, y es verdad que son los que mejor sobrellevan la enfermedad, pero contagian, y con los adultos es impiadosa la enfermedad. Chicas, chicos, chiques, es una sonsera hacer fiestas escondidas, fiestas electrónicas, se exponen a un gran riesgo. Todos extrañamos el encuentro con la familia y amigos, jugar el picadito, pero no podemos. Sometemos al otro a un riesgo enorme. Les pido por favor que nos ayuden y nos acompañen, los necesitamos hoy más que nunca".

 

Pero entre tantos anuncios, tal vez uno de los más esperados y destacados del presidente Fernández fue el que hizo cuando confirmó que "seguimos trabajando para ver si la ciencia nos alcanza el remedio para curar enfermos. Vamos a mantener el ATP y el IFE para los que los necesiten, nadie piense que el Estado los va a abandonar. Vamos a ser más frecuentes en estos encuentros con Axel y Horacio para monitorear. En este ratito que duró la reunión se murieron cuatro argentinos y hubo 260 contagios. Ese es el coronavirus. Estarán prohibidos los encuentros sociales, quienes lo hagan pueden incurrir en una responsabilidad penal".

 

"Cualquiera que se enferma, padece. El asintomático y el que tiene síntomas. Créanme que las experiencias que se escuchan... no es tan fácil, no es una gripe más", sostuvo el mandatario en conferencia de prensa.

*NA