Resistencia Central, Villa Alvear, Fontana, Libertad de Charata, Falucho de General San Martín y Sportivo Pampa de Pampa del Infierno, tienen tiempo hasta el 27 de octubre para definir si participan del torneo, que comenzaría el 29 de noviembre.

Los seis equipos chaqueños, que clasificaron a la siguiente fase del Torneo Regional Amateur y quedó suspendida ante la pandemia del Covid-19 en marzo pasado, deberán confirmar hasta el 27 de octubre si jugarán o no lo que resta del campeonato.

Desde el Consejo Federal de AFA, enviaron a las ligas de origen de los 98 clubes participantes del Torneo Regional, una nota donde se les pide, con plazo hasta el 27 de Octubre, que confirmen si están en condiciones de participar de la competencia que tiene como fecha tentativa de inicio el 29 de noviembre (aunque no conste en la nota y siempre y cuando la pandemia lo permita) realizando así, el famoso “censo”.

El comunicado elaborado por el ente máximo del fútbol del interior también tiene otros puntos interesantes que repasamos a continuación: En caso de no recibir respuesta, será tomado como una negativa y en consecuencia, será baja en el torneo.

Si bien no está especificado en el comunicado, es necesario aclarar que si algún conjunto decide no participar, no sería sancionado siempre y cuando lo haga oficial antes del 27. Si un club confirma y luego “da marcha atrás” decidiendo no jugar, ese club si podrá ser pasible de sanción. Aquí se abre otro interrogante: ¿los equipos que elijan no jugar, mantendrán la plaza para la próxima edición del Regional? En principio, no. La misma deberá ser contestada con la firma del presidente del club en cuestión y la firma del presidente de la liga.

Comenzando con los temas ajenos a la notificación del Consejo Federal de AFA, los entrenamientos son el primer punto. Sobre esto, club que confirma, club que iniciará a practicar los días posteriores debiendo cumplir con el protocolo elaborado por AFA en todos sus puntos ya que es de aplicación para todas las categorías. Además, deberán contar también con las habilitaciones correspondientes en sus ciudades/provincias para entrenar y jugar y cumplir con los requisitos que los organismos de salud o control locales crean conveniente.

Yendo propiamente a la disputa del torneo y que seguramente será tema de análisis por parte de los clubes a la hora de decidir si afrontar la competencia o no, es la posibilidad de presencia de público. Ya es una certeza para todas las divisionales del fútbol argentino que no estará permitida la presencia de público en los estadios. Obviamente, cualquier tipo de falta a este item, será sancionado.

Sobre el formato, es muy adelantado para hacer conjeturas ya que se esperará a conocer la cantidad de equipos participantes y su procedencia. De todas formas, es una posibilidad realmente concreta que el torneo se dispute mediante la modalidad “playoffs” por cercanía geográfica desde su inicio dejando atrás las “zonas” que llevarían a una mayor cantidad de partidos y por ende, mayores complicaciones a la hora de elaborar una logística con todos los cuidados necesarios.

Sobre esto último, la logística, existen al día de hoy muchísimas aristas que no están resueltas: habilitaciones para ingresar a provincias, traslados, alojamientos, etcétera. Para esto existiría un plan que ya viene sucediendo en los partidos de la Conmebol Libertadores y se aplicará en la Liga Profesional, que sería la forma a utilizar por el Consejo Federal para poder disputar el torneo: las famosas “burbujas” o “traslados en burbuja”. ¿Qué significa? Para explicarlo simple: llegar – jugar – volver con el menor contacto posible con el “exterior”.

Ahora bien ¿es de fácil aplicación? seguro que no. Si tomamos como ejemplo lo sucedido en la competencia continental, hemos podido ver más de un micro llevando a una delegación de jugadores debido a las cuestiones sanitarias donde se tiene que respetar el distanciamiento y por ende la capacidad de los transportes ve reducido en un 50 por ciento y en caso de alojamientos, deben ser en habitaciones individuales con hoteles prácticamente cerrados para la delegación, comer dentro de las habitaciones con su respectivos utensillos y varios puntos más.

Este sistema, por supuesto aplicado a nuestro país y al interior, es el que podría darse dentro del Torneo Regional para poder destrabar varios puntos complicados como son las cuarentenas y el ingreso a las diferentes provincias. Sin dudas todos los items deberán ser estudiados minusiosamente por los clubes antes de tomar una decisión por el alto costo que contemplaría.

La fecha en el calendario demuestra que existe una voluntad de poder jugar y definir los ascensos al Federal “A” en el campo de juego. El avance del Covid en las provincias y las diferentes habilitaciones necesarias serán, como fueron desde un principio, el parámetro por el cual se irá rigiendo el Consejo Federal a la hora de dar la “luz verde” definitiva a partir del 29 de noviembre.

La situación de los chaqueños

De los seis equipos, el único que siempre se mantuvo firme en relación a seguir participando en la competencia fue Fontana. Lo de Resistencia Central y Villa Alvear, pasó más por la incertidumbre de saber si se jugaba el torneo o no este año. La idea sería jugarlo y casi con seguridad lo confirmarán en las próximas horas.

Por parte de los conjuntos del interior: Libertad de Charata y Falucho de General san Martín, tienen las intenciones de jugar. El único que siempre estuvo en duda fue Sportivo Pampa, de Pampa del Infierno, que tendrá hasta el 27 de este mes para definir si juega o no.